EL BALCÓN EN INVIERNO

 

El balcón en invierno

Luis Landero

Es un relato autobiográfico, conmovedor, donde narra su infancia y sus años de formación en Madrid. Sus  comienzos con diversos oficios: como aprendiz en un colmado, en un taller, en unas oficinas, como guitarrista profesional  y sus pinitos como escritor.

Es una excelente obra escrita con sencillez y honestidad. Está llena de sentimentalismo con una carga simbólica que hace que cobren vida estas personas,  a través de las palabras.

Tiene que ser emocionante escribir una obra así de sencilla de su entorno familiar.

La voluntad de su padre de hacer un hombre de provecho, sobre todo los relatos de su abuela Frasca y como sus narraciones unían las frases como un imán.

Su ritmo al narrar, ahora lento, luego rápido creaba suspense, ponía tensión fingiendo un lance crucial en la historia llena de magia y emoción.

 

Melquiades

Ateca  08/01/2015

 

 

Nota: Su madre siempre serena, nunca distante, tampoco demasiado efusiva, de trato sencillo con todas las personas, ni dulce ni amarga nunca enfadada, siempre en su sitio dando consejos unas veces con la palabra, otras con su mirada y muchas con su silencio, pero sobre todo con su amor de madre.