LA ANALFABETA

De nuevo la autora nos sorprende tras la lectura de Claus y Lucas con este magnífico relato en el que transmite su necesidad vital de escribir.

Una obra autobiográfica que resume en once breves fragmentos o capítulos, once etapas fundamentales en la vida de la autora, utilizando palabras que nunca son tristes, y frases breves, precisas, justas, transmiten las reflexiones y pensamientos que las han originado.
Este recorrido nos descubre a una niña que devora libros en húngaro, y que más tarde será una escritora que alcanzará el éxito en otro idioma, el francés.
Seremos partícipes de su feliz infancia, de los años de pobreza tras la guerra, la soledad en los años de internado, su lucha con las lenguas invasoras como el alemán o el ruso, la huída y la llegada a Lausanne con su bebé.

 

Agota Kristof (Hungría, 30 de octubre de 1935 – Suiza, 27 de julio de 2011). A la edad de 21 años se marchó de su país cuando la Revolución húngara de 1956 fue aplastada por las tropas del Pacto de Varsovia. Ella, su marido (profesor de historia en la escuela) y su hija de 4 meses de edad, escaparon a Suiza. Tras cinco años de exilio y soledad, trabajando en una fábrica dejó su trabajo y se separó de su marido. Kristof empezó a estudiar francés, y comenzó a escribir novelas en ese idioma.

En 1986, aparece su primera novela, El gran cuaderno. La secuela titulada La prueba llegó 2 años después. Hasta 1991 no aparece la tercera parte bajo el título La tercera mentira. La trilogía novelística ha sido publicada en España por el sello El Aleph bajo el título “Claus y Lucas”.

Ágota Kristof recibió el premio europeo a la literatura francesa por El gran cuaderno. Esta novela ha sido traducida a más de 30 idiomas.

En 1995 publicó una nueva novela Ayer, en 2004 el relato autobiográfico La analfabeta y en 2005 una colección de historias cortas titulada C’est égal