LA VIDA CUANDO ERA NUESTRA de Marian Izaguirre

 «En el mismo instante en que vi. la tienda, una librería de viejo con el escaparate lleno de lápices de colores, pinturas al pastel y libros de Julio Verne, en ese mismo instante, supe que estaba ocurriendo algo extravagante, y que dependía de mí la importancia que este hecho tuviera en el futuro. Podía darme media vuelta y olvidarlo todo. O podía entrar en aquel portar y hablar con él.
Entré.» (Página 13)

La vida cuando era nuestra recuerda a una Europa que a pesar de las crueldades de las guerras fue todo un símbolo para la cultura, el libro y el humanismo.
Dos historias de amor una la de Lola y Matías en la España de los años 50, en la que el divorcio no estaba admitido ni permitido, nos muestra también una realidad, los divorciados y vueltos a casar por la república, se encontraron con que aquellos divorcios y los nuevos matrimonios no eran válidos. En la que por otra parte no se profundiza demasiado en aspectos políticos y nos muestra retazos de la realidad de aquellos años.

«-¿Sabes que me pasa? -dijo abriendo las manos en el aire como si fuese a mostrar un secreto guardado hace mucho tiempo-. Que echo en falta la vida cuando era nuestra.» (Página 21)
     Alice “La muchacha de los cabellos de lino” y su historia de amor , esa que nos lleva a la Inglaterra de principios del siglo XX con hijos secretos de la nobleza, con las castas sociales, con la hipocresía como modelo de vida, una historia de amor descrita con este hermoso párrafo:

«A mis cincuenta y un años todavía no he conseguido saber cuál es mi verdadera patria. Tampoco me importa. Mi patria era Henry, el hueco de un hombro donde apoyaba la cabeza. Ya no necesitaba nada más. Solo a él.» (Página 55)

Pero sobre todo, y por encima de ambas historias, es el amor a los libros lo que transmiten los tres personajes principales, tanto Matías como su mujer Lola o Rose (Alice), esos libros que marcan en nuestra juventud lo que va a ser nuestra vida.

«Cuando te encuentres sola, lee un libro. Te ayudará a sentirte mejor.» (Página 68)

«Aquel invierno fue terrible. Nunca me he sentido más sola. Por fortuna había libros, libros, libros… Historias en las que refugiarse, historias por las que huir. Libros.» (Página 115)

Marian Izaguirre    

Nació en Bilbao (1951). Licenciada en ciencias de la información, ha desarrollado tareas en el campo del periodismo y la publicidad, mientras se dedicaba a la escritura.
Hace veinte años que vio la luz su primera novela La vida elíptica, que obtuvo el Premio Sésamo. Desde entonces ha publicado varias novelas más, de las que destacan El ópalo y la serpiente (1996), El león dormido (2005) y La parte de los ángeles (2011)

París años veinte

http://www.rtve.es/alacarta/videos/la-noche-tematica/noche-tematica-paris-locos-anos-20/2378713/

Madrid años 40 /50

Pieza musical compuesta por Claude Debussy “La muchacha de los cabellos de lino”

 

 

 

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios .