EN TIERRAS BAJAS

 

 

En el libro encontramos quince relatos, la mayoría muy cortos, son momentos y recuerdos de una niña  de algún pueblo de Rumanía  durante la dictadura de Ceaucescu. Escenas cotidianas en un mundo rural. La muerte, la iglesia, juegos infantiles, sexo, la escuela, el baile, los animales y huertos, van dibujando un paisaje y un entorno triste y opresivo lleno de olores, imágenes, sonidos…que la autora nos cuenta tal y como lo recuerda, olvidándose del leguaje coloquial y las pautas del lenguaje escrito, lo que nos hace percibir el contenido de forma casi telegráfica, sin adjetivos que suavicen esos duros recuerdos.

 

“El portón de la calle chirría. Entra papá. Ya está aquí. Hoy puede caminar recto. Papá no está borracho. Mi corazón palpita de alegría. Aguardo la noche. También hay miedo en la alegría. Mi corazón palpita de miedo en la alegría, de miedo de no poder seguir alegrándome, de miedo de que el miedo y la alegría sean la misma cosa”

 

“…no puedo pedir agua, porque está prohibido hablar durante las comidas. Cuando sea grande cocinaré flores de escarcha, hablaré durante las comidas y beberé agua con cada bocado”.

https://asgoped.files.wordpress.com/2013/11/herta-muller_en-tierras-bajas_pdf.pdf

 

Herta Müller (17 de agosto de 1953) Nació en  Banat, un lugar germanohablante de la región de Timisoara, en Rumanía. Su familia pertenece a una minoría alemana, los llamados Suabos del Danubio. Según cuenta la propia Herta Müller creció rodeada de silencio y de tabúes; sus padres quedaron muy deteriorados tras las experiencias vividas durante la guerra.

Estudió el bachillerato en Timisoara, a 30 kilómetros de su pueblo natal, tuvo que aprender rumano, lo que le hizo tomar conciencia de pertenecer a una minoría. Estudió filología germánica y rumana.

El tema principal de las obras de Herta Müller es la dictadura rumana y la destrucción del individuo en el régimen de Ceaucescu.